Protege la tela de tu parapente

Protege la tela de tu parapente

Un parapente moderno es una aeronave muy eficiente a pesar de su pequeño tamaño y bajo peso, donde este pequeño milagro es posible gracias a los tejidos existente. 

Estas telas técnicas constituyen la mayor parte de un parapente, por ejemplo una parapente 27m2 contiene alrededor de 90m2 de tela.

Este material altamente desarrollado y eficiente merece su atención tomando ciertas precauciones al manipularlos para aumentar significativamente su vida útil.

Aquí os damos algunos consejos

Buenas practicas

Pliega tu parapente correctamente

Después de volar, pliega tu parapente correctamente. Es de especial importancia dejar los cajones bien alineados sobre todo en refuerzos del borde de ataque para que queden hacia arriba apilados uno contra otro. Se debe evitar pliegues permanentes en las zonas rígidas que afecten el rendimiento aerodinámico del borde de ataque.

Limpieza solamente con agua y un jabón suave

Si su parapente tiene una mancha que molesta, puedes tratar de quitarla suavemente con agua, y una esponja no abrasiva que tenga jabón neutro para no dañar la tela. Posteriormente enjuagar la parte lavada y secarla en un espacio ventilado y a la sombra.

Tu parapente bien aireado

Es importante dejar que tu parapente respire, incluso si tu parapente esta sin humedad después de su ultimo vuelo. En largas temporadas de desuso como el invierno, se recomienda abrir la bolsa donde esta plegado y dejarla en un lugar ventilado, fresco, que le de la sobra y sobre todo seco. Si tuviera suficiente espacio seria recomendable sacar el parapente de su bolsa y dejarlo en coliflor. Se recomienda también dejarlo en un lugar fuera de riesgo de las mascotas o accesible a algún parásito.

Visita a un profesional

Para verificar la calidad de su parapente o uno de segunda mano, se recomienda visitar a un taller profesional ya que sin las herramientas adecuadas es difícil de evaluar el envejecimiento del parapente. Por ejemplo el descolorido puede no afectar la porosidad y que los valores de resistencia permanezca dentro de las especificaciones requeridas.

Precaución

Insectos fuera

No dejes que los insectos queden atrapados en tu parapente, ya que una ves guardado los insectos intentaran salir haciendo un agujero, y ademas las secreciones de los insectos mancharía la tea. Es fácil deshacerse de ellos antes de plegar el parapente. 

No aplaste el parapente

Aunque cuando se entrega un parapente nuevo llega bien apretado en su embalaje, se tiene que evitar aplastar el parapente con demasiada fuerza cuando se guarde después de usarlo. Incluso si es esta esperando a que las condiciones mejores o que te busquen después de un vuelo, se recomienda no sentarse sobre la mochila.

Evitar sobrecargas repetidamente en el parapente

Los parapentes son capaces de soportar las cargas altas como las barrenas, incluso otras maniobras acrobáticas no constituyen un riesgo para la estructura del parapente certificado EN o LTF. Sin embargo, las sobrecargas aceleran el proceso de envejecimiento y lleva a que los pilotos de acro tengan que cambiar regularmente sus parapentes.

Nada recomendable

No pises el parapente

Pisar el parapente debilita la tela, especialmente si el suelo es duro y pedregoso. Para un piloto puede ser algo obvio pero no olvide que muchas veces en los despegues también están presentes los espectadores.

Nunca guarde su parapente cerca de productos químicos

Nunca guarde su parapente cerca de sustancias químicas como combustible. Las gotas de gasolina o químicos son perjudiciales ya que se disuelven en la tela y pueden dañar su parapente. En el coche, ponga su mochila del parapente lo más lejos posible de una lata de gasolina o un tambor de aceite.

No arrastre el tejido sobre el suelo

Por regla general los fabricantes usan una tela mas protegida para el extrados ya que tiene mas contacto con el suelo a la hora de ser desplegado en los despegues. Sin embargo, evite arrastrar el suelo, especialmente en áreas pedregosas o donde hay espinas y arbustos para no dañar la tela.

No deje un planeador mojado en la mochila

Algunas veces se tiene que guardar el parapente por algún motivo húmedo o incluso mojado, con lo que es recomendable que al llegar a casa o un lugar donde se pueda sacarlo de la bolsa y dejar secar en un lugar limpio y aireado. Si no tiene un espacio amplio donde desplegarlo completamente, dejar el parapente en coliflor y cambie periódicamente de posición para que se aireen todo el parapente. En el caso de no hacerlo se corre el riesgo del que crezcan el moho y el tejido se degenerara muy rápidamente. Sin duda el peor ambiente para el parapente es un lugar húmedo combinado con el calor.

No "broncee" su planeador

Aunque los tejidos modernos son ahora más resistentes a la luz solar, especialmente los rayos UV, la luz sigue siendo un importante factor de envejecimiento. La primera víctima: los colores, a continuación, las fibras y el revestimiento también se deterioran. En los despegues que tenga que esperar largos tiempos hasta despegar procure tapar su parapente.

Destrucción asegurada

Sin detergentes, disolventes o abrasivos

Nunca limpie su parapente con solventes o abrasivos. Los solventes como el alcohol blanco atacan el revestimiento y las fibras de la tela. El parapente se volverá poroso y perderá resistencia pudiendo desgarrarse.

No ponga su parapente en la lavadora

Por encima de todo, nunca ponga su parapente en una lavadora, incluso sin detergente, ya que el tejido se dañará seriamente por la acción mecánica de la lavadora. De igual manera no sumerja el parapente en una piscina, ya que el cloro atacará la tela.

Por ejemplo, si usted tiene que lavar su parapente después de un aterrizaje en agua salada, se puede limpiar con una
manguera con agua dulce en el jardín. Sin embargo, el enjuague repetido acelera el envejecimiento.

Nunca vuele con el parapente húmedo

Cuando su parapente se moja, por ejemplo después de un aterrizaje en el mar, es imperativo no volar hasta que esté completamente seco. La tela al estar mojada puede hacer que su parapente tome una forma donde no volara correctamente.
Si fuera el caso de que la lluvia lo alcanza en vuelo, evite las maniobras y incluso procure aterrizar tan pronto como sea posible para evitar riesgos de accidentes.

Evite el calor

La tela del parapente es sensible al calor excesivo, especialmente cuando se combina con humedad, ya que dispara el proceso de hidrólisis donde las fibras y el recubrimiento sufren. Nunca deje la mochila con su parapente en el maletero o en el interior del coche con el sol directo. También es recomendable no guardar el parapente cerca de un radiador o cualquier otro aparato de calefacción. Recuerde: el calor combinado con la humedad puede causar la degradación seria de la tela.

Queremos agradecer a  por facilitarnos el documento e imagenes. 

Tambien puedes leer el documento original aquí

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código